Hits: 26

Graben     >>

<<     A-Z     >>

La calle Graben (“fosa”) debe su nombre a su origen, su historia se remonta a la época romana ya que, se desarrolla en el lugar donde estaba la antigua fosa del castillo románico Vindobona.

A finales del siglo XII los Babenberg decidieron ampliar la ciudad, con los fondos recaudados por el pago de la liberación del rey Ricardo Corazón de León. Así, la fosa fue transformada en una calle planificada, con una larga historia hasta la actualidad.

Es una de las calles peatonales más concurridas del centro de Viena, en ella se encuentran tiendas, cafés, bares y restaurantes exclusivos. Los vieneses que viven en las cercanías gustan de pasear y ser vistos en este lugar. Graben va de Stock-Eisen-Platz (Plaza del Hierro) prácticamente integrada con la Stephansplatz (Plaza de San Esteban) hasta donde se juntan las calles Kohlmarkt y Tuchlauben.

En ambos lados de la calle se erigen elegantes edificaciones de diversas épocas y estilos arquitectónicos, pasando por el renacentista, barroco, el historicismo vienés y el modernismo.

Entre los edificios más importantes que aquí se encuentran están: Freisingerhof (siglo XII), Trattnerhof (siglo XVIII), el palacio Bartolotti (siglo XVIII), la Casa Anker (siglo XIX), Generalihof (siglo XVIII), Grabenhof (siglo XIX), la Primera Caja de Ahorros de Austria (sigli XIX), etc. En el centro de Graben se encuentra un monumento imponente, “La Columna de la Peste” (Pestsäule), representación de la trinidad y alegorías del bien y el mal, ordenado (1679) por el emperador Leopoldo I, en cumplimiento de su promesa para agradecer el final de la epidemia.

También hay dos fuentes, la primera data de mediados del siglo XV, hecha sobre todo como toma de agua para apagar incendios; cuatro cabezas de león la decoran, por lo que la llaman “la fuente de los leones” (Löwenbrunnen).
La segunda fuente data de mediados del siglo XVI, la estatua actual, Johann Martin Fischer, es posterior, del siglo XVIII.

>>